Carabobo
Nuestra Gente: Franz Juárez, un tutor sin prejuicios y con mucho amor por la danza
Lleva más de la mitad de su vida dedicado al mundo de la cultura, aunque de chamo practicaba béisbol y el fútbol
11 de mayo de 2022
Foto: Notitarde
Carabobo.- Actualmente en Bejuma, Carabobo existen diversas agrupaciones de danzas nacionalistas, entre las que destaca Danzas Bejuma, patrimonio cultural del municipio, la cual está bajo de la tutoría de un caballero que derribó prejuicios y machismos para enseñarle a sus muchachas cómo se zapatea un buen joropo y se contonea el cuerpo al ritmo de un contagioso tambor.

Lea también: (Nuestra Gente: La vocación de servicio de Juan Carlos Villegas)

Franz Juárez, lleva más de la mitad de su vida dedicado al mundo de la cultura, aunque de chamo practicaba béisbol y el fútbol, a los 19 años sintió atracción por el mundo cultural cuando pasaba por el entonces Ateneo, actual Casa de la Cultura y escuchaba ensayar la banda show, “inicie con la música y luego empecé a curiosear e ingresar a otras áreas de las artes, hasta que me quedé en danzas”, contó.

Ha hecho teatro, zancos, títeres y baila todos los géneros, pero su corazón se quedó con la Danza Nacionalista, pues es de los que piensan que primero lo nuestro, sin menos preciar las demás culturas. “No me gustaba la danza en un principio y era inseguro, pero luego de ver y practicar en casa decidí hacer el taller y fui fundador de Danzas Bejuma, luego fui fundador y director de Danzas Chirgua”, recordó.
 
Actualmente es el director de Danzas Bejuma la cual tiene 25 años de fundada y desde hace 18 año hace un baile especial en honor al Patrón del municipio, San Rafael “la intención que trascienda y se convierta en un baile, folclórico del municipio”, expresó.

Franz a través de la danza educa, enseña valores y siembra el amor por la música venezolana. Actualmente la agrupación es conformada solo por chicas, pues no ha sido tarea fácil que los padres entiendan que los hombres también bailan y que esto no tiene nada que ver con sus preferencias sexuales.

“La historia te dice que en los bailes siempre hay un caballero, pero cuando un hijo le dice a un padre que quiere entrar a danzas, para ellos esto significa un tutu en la cintura y no se puede porque tú eres hombre”, comenta.
 
Yo no me cohíbo para enseñar la técnica de la dama, debo colocarme una falda, ellas (sus alumnas) no lo ven extraño, saben quién soy”, Cuenta Franz quien además le debe a la danza el haber conocido a su esposa, con quien tiene dos hijos, pues fue su alumna y actualmente forma parte de la directiva de la agrupación.
 
Finalmente hizo un llamado a todo aquel que sienta curiosidad por bailar, a entrar este mágico mundo. “La danza es un mundo que a través de tu cuerpo y movimientos expresas sentimientos que son trasmitidos al público que te está viendo. Así que los invito a ingresar al género que más les guste todos tiene su valor y enseñanza”, expresó. (Paula Bauer)
Sigue la información minuto a minuto en nuestro Telegram Instagram Facebook Twitter ¡La noticia en tus manos!
VÍA NT
FUENTE Editoría de Notitarde